Da igual que no se depile: el vello de las axilas nunca supera este tope

Tenemos buenas noticias (o aburridas, según se mire). El pelo corporal tiene un límite de crecimiento. Estas son sus medidas

Otros

1

Guardar

Enviar por correo

Imprimir

EVA CARNERO CHAMÓN

2 DIC 2015 - 09:48 CET

Agradézcaselo a la programación genética, al pragmatismo evolutivo aplicado a sus folículos pilosos o a su particular producción de hormonas. El caso es que deberíamos sentirnos complacidos de que la duración del ciclo de crecimiento del pelo de las axilas vaya de los tres a los cuatro meses. ¿Puede imaginarse el aspecto que luciríamos si el pelo de piernas, brazos, axilas o incluso genitales no parara de crecer? ¿Si no tuviera un tope? Efectivamente, para aquellos que sienten pereza por la depilación o el recorte frecuente, la imagen sería la de Chewbacca.

El caso es que, gracias a la naturaleza y a su sabiduría, "el pelo no crece indefinidamente", como afirma el doctor Carlos Velasco de Aliaga, director médico deSvenson Medical, que explica cómo el cabello "tiene un ciclo de vida con tres fases (anágena o de crecimiento, catágena o de transición y telógena o de caída) que impiden que crezca de forma continuada". La duración de estas fases varía en función de la persona y del tipo de cabello. "Es decir, la relación entre la fase anágena y la telógena es diferente en el pelo del cuero cabelludo que el de otras regiones del cuerpo". Y añade: "La fase de caída del vello púbico, por ejemplo, ocupa prácticamente la mitad de su vida total". Es decir, pasa el mismo tiempo creciendo que mudando.

Publicidad

CANAS POR DOQUIER

Frente a las diversas razones por las que el cabello se vuelve gris o blanco, siendo la principal de ellas ir sumando años, no existe ninguna que impida que el pelo de las axilas no sea también objeto de la canicie (proceso fisiológico de decoloración del pelo debido a la pérdida de melanina). "Los primeros cabellos en encanecer son los pelos de las sienes. Luego, el proceso se extiende a todo el cuero cabelludo. Los pelos de la barba pueden tornarse grises antes que los del cuero cabelludo y al revés. Y, finalmente, son los pelos axilares, pubianos y los de las cejas los que pierden el color", zanja el doctor Velasco.

El pelo de las axilas vive el mismo proceso que el de la zona íntima. Lo detalla Velasco: "El vello púbico aparece en la pubertad como repuesta al aumento de andrógenos y estrógenos –ambas son hormonas– en la piel de la zona del aparato genital y en otras áreas que son similarmente sensibles a estas hormonas, aunque un poco menos, como es el caso de las axilas, donde el vello crece un poco más tarde". Una vez que el pelo asoma por primera vez entre el brazo y el cuerpo, "crecerá a un ritmo de entre 0,7 y 1,5  centímetros al mes, variando en función del sexo, edad y etnia", señala el experto.

Pero, ¿durante cuánto tiempo estará creciendo? O, dicho de otro modo, ¿podrá llegar al suelo si antes no pasamos por una sesión de depilación? La respuesta es clara: "El pelo de las axilas tiene una fase de crecimiento que oscila entre tres y cuatro meses, después de los cuales, entra en fase de caída", aclara el doctor Velasco. Así, teniendo en cuenta la velocidad de crecimiento mencionada, parece evidente que no solo no barreremos el suelo si prescindimos de la depilación, sino que tampoco hay peligro de que llegue a la cintura. El máximo aproximado de longitud sería de 6 centímetros.

Ahora ya sabemos cuándo nace el pelo de las axilas, durante cuánto tiempo y a qué velocidad. Pero, ¿qué es lo que le impide seguir creciendo? ¿Por qué entra en la fase telógena? En primer lugar, el doctor Velasco habla de la programación genética como uno de los principales factores que determinan el ritmo de crecimiento del pelo en cada persona. Además, la duración de las fases varía en función de la región corpórea donde se encuentra. Así, "el ciclo de crecimiento más breve es el de las cejas y las pestañas, que es de tan solo un mes. En el extremo opuesto, el cabello que nace en el cuero cabelludo puede llegar a crecer durante cuatro o cinco años, mientras que el de la barba no suele superar los 12 meses", apunta el doctor Velasco.

Además de los genes, también la edad y la condición física influyen en la duración de las fases del ciclo vital del pelo y en el hecho de que la mayoría de nuestros pelos estén en fase telógena o de caída. Así lo explica el doctor: "La cantidad de folículos por centímetro cuadrado varía con la edad: 1.135 en el nacimiento, 635 al entrar en la treintena y 415 al llegar a los 60 años. También hay numerosas enfermedades y condiciones de salud, como, por ejemplo, el consumo inadecuado de vitaminas y minerales, que puede provocar que el cabello deje de crecer o lo haga más lentamente. Además, en el caso de las mujeres, los cambios hormonales suelen afectar al crecimiento del cabello. Dos de las situaciones que favorecen la caída del pelo son haber vivido un embarazo o entrar en la fase de menopausia".

Publicado: 17 de Mayo de 2016