Nuestra piel está expuesta al medio externo y hay que protegerla del viento, del frío y también del calor para evitar problemas que disminuyan la buena salud en nuestra piel. Si quieres saber cómo tratar y reducir las manchas de la piel, ahora te explicamos cuáles son las mejores técnicas. ​Di adiós a las manchas durante el verano.

Actualmente, un gran número de personas cuentan con machas en su piel. Ha llegado el verano y es hora de decir adiós a esas manchas que llevas arrastrando en las zonas más sensibles de tu piel como escote, cara y manos en los últimos años.

Si quieres encontrar el tratamiento que más se adapte a ti y a tus necesidades, es imprescindible que un especialista estudie tu caso particular a través de un examen personalizado y a partir de los resultados te haga conseguir unos resultados visibles y eficaces. Gracias a los últimos avances en técnicas de eliminación de manchas, podemos revivir tu piel y hacer que esta luzca más tersa y luminosa durante mucho más tiempo.​

© iStock

La aparición de manchas en la piel

​Es normal que aparezcan manchas en la piel, por eso, si te ha salido alguna, no te asustes; el paso del tiempo, la exposición al sol o el embarazo, son posibles causas de la aparición de manchas y rojeces en la piel, especialmente en cara, manos y escote. Aunque no se conoce la causa exacta, todo apunta a que tiene un claro carácter hormonal.

El melasma es un problema de pigmentación que afecta especialmente al rostro. Estas manchas de tipo irregular y de color “café con leche”, suelen aparecer en el labio superior, las mejillas y la región central de la frente.

Ahora te contamos la forma de combatir y hacer desaparecer en un gran porcentaje las manchas de tu piel. No obstante, hay que tener en cuenta que el 85% de los pacientes disminuyen considerablemente sus manchas (unos seis meses después), pero es imprescindible que ponga de su parte constancia en la aplicación de los productos y prevención para evitar nuevas pigmentaciones.

Tratamientos para la eliminación de manchas

A partir de una edad, aparecen manchas en cara, escote y manos; son signos de envejecimiento y su atenuación e incluso total eliminación (dependiendo del tipo de mancha) es posible aplicando las técnicas más indicadas.

-La Luz Pulsada, se trata de unos impulsos de luz sobre la mancha, de forma que esta se 'pela' y resurge la piel limpia.

-El peeling de Vitamina C. Se aplican varios despigmentantes en forma de mascarilla que produce un pelado que dura unos dos días.El objetivo de este tratamiento es reparar la piel de la cara, especialmente en lo referente a la eliminación de las manchas que surgen después de la exposición al sol u otras causas.
-El peeling de Fenol. Es un procedimiento para la reducción de arrugas, manchas y signos del envejecimiento sin necesidad de intervención quirúrgica. El médico aplicará el peeling en forma de mascarilla con un protocolo de 4 sesiones.

Por otro lado, te presentamos la Terapia Fotobiológica o Fotoestimulación, la última tecnología de eliminación de manchas, que consiste en la exposición de la piel a la luz roja, deteniendo la fabricación de la melanina de la piel.

Para finalizar te presentamos los despigmentantes en casa. Suelen estar compuestos por ácido ferúlico y kójico. El dermatólogo es el que se encarga de decirnos cómo utilizarlos.

La novedad: la luz pulsada

El paso del tiempo y la exposición crónica al sol provoca el nacimiento de manchas y áreas enrojecidas en la piel. Todas estas lesiones o irregularidades se pueden tratar independientemente, con un procedimiento o método terapéutico determinado, o con un sistema que engloba y aborda todas las lesiones al mismo tiempo: el fotorejuvenecimiento mediante luz pulsada.

El tratamiento con luz pulsada es ideal cuando nos encontramos con pieles que presentan alteraciones pigmentarias por toda la cara. La luz pulsada es una fuente lumínica de alta intensidad que abarca un rango más o menos estrecho de colores cada uno de los cuales con un efecto diferente en la piel. De esta manera, la luz actúa como un bisturí inteligente y barre todas las estructuras indeseables o lesiones oscuras de la piel.

El fotorejuvenecimiento reduce el tamaño del poro y la profundidad de las arrugas, ayuda a sintetizar nuevo colágeno en la dermis, reduce las manchas tanto marrones como rojas, mejora la textura de la piel y reduce el acné.

Las sesiones se repiten mensualmente y los resultados se observan desde la primera sesión. Es recomendable realizar entre 3 y 6 sesiones varias veces en la vida para poder observar la efectividad del tratamiento.

Medidas a tomar durante estos tratamientos

Medidas que hay que tomar 

• El paciente debe acudir al tratamiento preferiblemente sin maquillaje o sin autobronceador en la zona de piel donde se vaya a realizar el tratamiento.

•Evitar exposiciones intensas o prolongadas al sol. Aunque esto no significa que el sol esté prohibido pero, cuanto menos se reciba, menos tendencia a la mancha se tendrá. Se debe tener precaución especial de no realizar el tratamiento en la piel recientemente bronceada y fuertemente pigmentada.

• Emplear regularmente protectores solares.

• La aplicación de despigmentantes reduce la capacidad de la piel para volver a fabricar pigmento. Aplíquese en casa y de forma indefinida los despigmentantes que su médico le aconseje.

Siguiendo todas estas medidas, una vez finalizada la sesión de luz pulsada, nuestra piel se regenerará más fácilmente y parecerá más luminosa y radiante que antes.

Publicado: 6 de Junio de 2016