La depilación láser de diodo se diferencia de otros tipos de láser porque actúa sobre el vello a través de la melanina, que es el pigmento que contiene el pelo y que le da color. La melanina trabaja como hilo conductor hasta el bulbo piloso, destruyéndolo, aquí radica la efectividad del tratamiento.Tener una piel depilada nos aporta multitud de beneficios en nuestra vida diaria. Nuestro ritmo de vida es cada vez más acelerado y no tenemos tiempo para cuidarnos. Además, a la hora de hacer deporte, la ausencia de vello disminuye la sudoración, facilita los masajes, mejora la higiene y la cicatrización es más fácil en caso de herida. Por todo ello, la depilación láser es actualmente el método más efectivo para eliminar el vello de manera fácil y cómoda.No todos los láseres de depilación son iguales, depende de dos factores técnicos vitales para la efectividad del procedimiento: que el láser disponga de una longitud de onda idónea para alcanzar la ubicación de los folículos pilosos en la profundidad en el espesor epidérmico, y que tenga un sistema de enfriamiento que proteja la piel, aumentando así la seguridad del paciente.

La rapidez de sus resultados en pocas sesiones, el menor riesgo de efectos secundarios por su sistema de enfriamiento único y el necesitar únicamente una sesión cada tres meses para decir adiós al vello han hecho del láser de diodo la mejor opción de depilación. Entre los equipos, LightSheer Duet es uno de los más novedosos y efectivos. Es el único sistema que combina láser con un sistema de vacío (vacuum) y un aplicador con un tamaño muy grande que permite que la cantidad de calor absorbida por el pelo sea la máxima posible, haciéndolo desaparecer con mayor rapidez y comodidad que otros métodos. En cada sesión se consigue eliminar el 99.9% de los pelos que se encuentran en la etapa de crecimiento activo. Después de las sesiones pueden aparecer pelos nuevos, estos pelos que están en fase de reposo serán eliminados en las futuras sesiones



Publicado: 18 de Agosto de 2016 a las 06:46